Mantener los costos bajo control es una prioridad clave para la mayoría de las áreas de Compras. Cuando tu trabajo consiste en adquirir los diversos recursos y activos que tu empresa necesita para operar, tenés que asegurarte de que esas acciones se realicen de manera rentable.

En cuanto a la contratación, la tarea de supervisar los costos directos -como los salarios y la suma que pagás para anunciar puestos específicos- es relativamente sencilla.

Pero es importante que te asegures de no centrar toda tu atención en los gastos directos de contratación e ignorar los costos indirectos, como las pérdidas de productividad que se producen cuando las personas están ausentes o cuando las vacantes no son cubiertas durante mucho tiempo. Los costos indirectos son más difíciles de cuantificar y representar en tu presupuesto, pero pueden tener un impacto significativo en tu rendimiento financiero. Para lograr los niveles más altos de eficiencia, deberás conocer la gama más amplia posible de factores que afectan tu tiempo, productividad y gasto de personal.

En resumen, el seguimiento de tus costos laborales indirectos te coloca en una mejor posición para administrarlos y reducirlos. A continuación, examinamos algunos de los costos indirectos más comunes y lo que podés hacer para mantenerlos bajo control.

Ausentismo y rotación

Una alta tasa de ausentismo supone una carga financiera sustancial para una empresa. Cuando las personas no están disponibles para hacer el trabajo que debe hacerse, te enfrentás a la opción de pagar para incorporar personal adicional, reubicar a los trabajadores que ya tenés, o pedirles que realicen horas extra. Las últimas opciones pueden traducirse en una pérdida de productividad, ya que las personas se ven desplazadas de su trabajo habitual y es posible que no tengan las habilidades adecuadas para realizar el trabajo en cuestión. También deberás considerar los posibles efectos colaterales, como el estrés y el malestar que esto puede generar en el resto de tus empleados.

Existen costos y desventajas similares asociados con la alta rotación de personal. Si son demasiadas las personas que constantemente están dejando tu empresa, te encontrarás gastando mucho tiempo, dinero y energía en contrataciones para cubrir vacantes. Además de las obvias consecuencias financieras, esto puede causar cambios en el lugar de trabajo y dañar la moral.

Los costos asociados tanto con el ausentismo como con la rotación pueden minimizarse adoptando un enfoque eficaz y probado para la contratación. Seguir los procesos establecidos para asegurarte de adquirir las personas adecuadas aumentará las posibilidades de que los nuevos empleados tengan una relación saludable y feliz con su trabajo.

Tiempos de cobertura prolongados

Gastar demasiado tiempo para cubrir vacantes es otro típico ejemplo de un costo indirecto de personal que fácilmente podés pasar por alto. Cuanto más tiempo le dediques a la contratación, menos tiempo podrás dedicar a concentrarte en tu negocio principal, generar ingresos e impulsar la rentabilidad.

Una de las cosas más importantes que podés hacer para optimizar el rendimiento de tus procesos de búsqueda y selección es establecer métricas relevantes e indicadores clave de desempeño, que te ayudarán a supervisar los datos correctos y saber cuándo le estás dedicando demasiado tiempo a la contratación.

Los empleadores modernos también tienen la ventaja de la tecnología para ayudar a reducir los tiempos de cumplimiento sin sacrificar los estándares de calidad. Por ejemplo, con una herramienta como Reference Check, podés aprovechar el poder de la automatización para acelerar la verificación de referencias.

Capacitación e inducción

El proceso de contratación no termina cuando completaste tus evaluaciones, seleccionaste a los candidatos elegidos y ellos aceptaron una oferta de trabajo. Para obtener realmente los mejores resultados de tus empleados, tenés que acompañarlos y guiarlos en las primeras semanas mientras se familiarizan con su nuevo rol y se adaptan a la organización.

Es posible que este proceso incluya alguna capacitación informal o tutoría por parte de otros empleados. Si bien esto podría suponer una contribución fundamental para que los nuevos empleados se pongan al día y se vuelvan productivos, es posible que no se considere un costo obvio de contratación, a pesar de que toma tiempo y afecta la productividad de otros miembros del personal.

Además, deberás considerar los costos adicionales involucrados en certificar a las personas para habilidades particulares y aumentar temporalmente tus medidas de control de calidad, así como las posibilidades de reducción de la productividad en todo el equipo.

La inducción es otra de las áreas en la que podés obtener ventajas fundamentales a partir del soporte de expertos y las últimas tecnologías. Las herramientas modernas pueden ayudarte a adoptar un enfoque integrado para todo, desde el anuncio de los puestos vacantes hasta el onboarding. Con el socio de RR.HH. adecuado, podés encontrar las tecnologías y los procesos más eficaces que te permitan obtener los mejores resultados en estas áreas.

sobre el autor/a
Juan Pablo Peries
Juan Pablo Peries

Juan Pablo Peries

director de randstad inhouse services

Con más de 25 años de trayectoria profesional, Juan Pablo Peries es actualmente Director de Inhouse Services de Randstad Argentina y Profesor de Economía de la Universidad del Salvador. Con una vasta experiencia en la formación en equipos de alto desempeño y habiendo ocupado posiciones de liderazgo en grandes empresas, tanto nacionales como extranjeras, se incorporó a Randstad en 2016 para liderar una de las divisiones de mayor crecimiento de la compañía. Posee una Maestría en Economía, de la Universidad del CEMA, y es Licenciado en Sistemas de Información y Licenciado en Ciencias de la Administración, de la Universidad del Salvador.