marca personal: la clave para conseguir empleo en la nueva normalidad.

La marca personal es un elemento que está cobrando cada vez más importancia a la hora de conseguir un empleo. 

Para entender de qué se trata, primero podríamos empezar con definir una “marca”. Un concepto que, por lo general, nos hace pensar en un logotipo, pero que en realidad va más allá: se trata de una experiencia completa, una promesa de diferenciación y un vínculo emocional.

Una marca personal consiste en lo mismo pero aplicado a las personas. Se basa en lo que cada uno hace, en su forma de actuar y en la imagen que todo esto proyecta en los demás. El fundador de Amazon, Jeff Bezos la define así: “una marca personal es lo que otras personas dicen de vos, cuando no estás presente”.

Tu marca es algo que debés trabajar día a día, y que se irá adaptando y evolucionando junto con vos y con tu carrera. Es un medio, no un fin. Y por lo tanto, tenés que ser constante y consciente para poder mejorarla.

En el contexto actual de pandemia e incertidumbre, el posicionamiento que una marca personal fuerte puede proporcionarte es clave. Puede ser la diferencia que te dé visibilidad en un proceso de selección, que genere un recuerdo positivo en los reclutadores y te consiga nuevas oportunidades laborales.

¿Por dónde empezar a trabajar tu marca personal?

Si esta es la primera vez que escuchás hablar de marca personal o que te detenés a pensar en la tuya, te recomendamos empezar por estos tres pilares fundamentales de una marca personal fuerte y efectiva:

Autoconocimiento:

Conocerte a vos mismo con sinceridad es lo principal para saber en qué ámbito y cumpliendo qué tipo de trabajo podés aportar mayor valor, y diferenciarte sobre el resto.

Podés empezar por evaluar estas cuatro áreas:

  • Fortalezas: ¿Cuáles son tus puntos fuertes y cómo podés potenciarlos?
  • Debilidades: Para poder mejorar, debés saber cuáles son tus puntos flojos. Te puede ayudar hablar con alguien que te conozca bien para descubrir nuevas ideas.
  • Valores: Tus valores son uno de tus principales diferenciales, y para un empleador es fundamental encontrar personas alineadas a los suyos a la hora de sumar nuevos trabajadores.
  • Huella digital: Conocer y gestionar inteligentemente tu presencia digital es fundamental para tu marca personal. 

Estrategia

Después de mirar para adentro y de realizar el trabajo de autoconocimiento, es hora de mirar hacia afuera e identificar cómo posicionarte estratégicamente con relación a tu entorno.

Podés revisar cuatro áreas dentro de tu sector o industria para pensar dónde te conviene ubicarte:

  • Las necesidades: ¿qué tendencias o innovaciones están tomando importancia en tu sector?
  • Los desafíos: ¿cuáles son las dificultades a las que se enfrenta tu industria?
  • La competencia: ¿qué habilidades podés aprovechar que te diferencien del resto?
  • Y tu público objetivo: ¿a qué tipo de empleador te interesa apuntar?

Visibilidad

Una vez que tenés estas dos primeras cuestiones en claro, el tercer paso es difundir tu marca. Cuanto mayor sea la visibilidad que logres, mayor va a ser tu impacto en las personas y empresas.

Las redes sociales son una excelente herramienta de difusión, pero pueden ser un arma de doble filo. Tené en cuenta que lo que publiques sea coherente con la marca que querés generar. 

Buscar y aprovechar espacios de networking también puede ayudarte. Podés asistir a eventos relacionados a tu industria, y contactar personas influyentes en tu área para ampliar tu red de contactos dentro de tu sector.

Conclusión

Preocuparte por desarrollar una marca personal es fundamental para tu carrera. Especialmente en un contexto tan cambiante como el de hoy y el que vendrá, donde los valientes y los capaces de innovar y reinventarse serán los que sobresalgan.


< volver a la página anterior