Para lograr aquellas cosas que querés en tu vida, siempre vas a tener que negociar con alguien. Ya sea con tus compañeros, tu socio, tu jefa... incluso muchas veces vas a tener que negociar con vos mismo.

Negociar de forma efectiva para conseguir lo que querés no es algo simple. Algunos tienen mayor facilidad para hacerlo, y a otros les cuesta más. Pero como muchas habilidades blandas, es algo que podés aprender y desarrollar. 

En este video te contamos tres estilos de negociador que podés poner en práctica en tu vida diaria y en tu trabajo para alcanzar tus metas:

  • Colaborativo: cuando el resultado y la colaboración son igual de importantes y existe la posibilidad de que ambas partes salgan ganando.
  • Acomodativo: cuando es más importante mantener una buena relación con objetivos a corto plazo, ahí puede ser preferible adaptarse a lo que la otra parte propone y recoger los frutos de esa inversión más adelante.
  • Comprometido: se establece de mutuo acuerdo un pacto rápido y equilibrado. Se la conoce como win win porque todas las partes que intervienen en la negociación salen favorecidas. La diferencia es que no se intenta buscar los beneficios para ambas partes, sino repartir equitativamente los recursos.

 

¡Mirá el video completo para aprender más!