Seis consejos para mantenerte motivado

Se te cumplió el deseo de conseguir ese trabajo que tanto anhelabas. Te contrataron y ya hacetiempo formás parte de la empresa. Disfrutabas mucho hasta que de pronto tenés la sensación de que llegaste a una meseta. El entusiasmo con el que abordás las tareas es menor, la inspiración parece haberse ido a otra parte, tu espacio de trabajo no está tan ordenado...

Si algo de eso te suena familiar, te dejamos aquí seis consejos para que sigas motivado y en carrera:

Inspirate
Si sentís que tu lugar de trabajo ya no te inspira, existen herramientas externas para encender de vuelta el motor de la inspiración.  Vinculate con tus áreas de interés y desarrollo profesional, a través de grupos en Linkedin y otras comunidades. También podés suscribirte a newsletters o sitios web que te envíen claves y consejos profesionales o buscar ideas en las mentes  de grandes emprendedores.

Despejate
Nadie puede trabajar con dolor de cuello, sueño o embotamiento. Todas las personas tenemos un período de atención acotado y está bien que después de varias horas te sientas fuera de foco. Para eso, lo mejor es la clásica desconexión. Levantate, mové el cuerpo, estirá un poco piernas y brazos, salí a dar una vuelta a la manzana. Después de cambiar de aire vas a poder arrancar otra vez.

Hacé una lista de tareas
Cuando te desmotivás, te cuesta rendir y lograr tu máxima productividad, el trabajo se acumula y te desordenás. La lista de tareas es una muy buena herramienta para ponerte de vuelta en carrera. Priorizá, ordená y andá tachando cada ítem que realizás. Ver que la lista se completa te va a ser de gran ayuda para sentir que empezás a enfocarte otra vez en tu trabajo.

Los 5 peores enemigos
Existen cinco enemigos poderosos que atentan contra tu motivación en el trabajo. Se llaman Email, Whatsapp, Facebook, Twitter e Instagram, y son parte de la oficina actual. Mientras que los últimos cuatro pueden solucionarse con el celular en modo silencio, el email es el líder de la desmotivación. Una bandeja de entrada con cientos de emails que no paran de ingresar es un gran foco de distracción, porque corta constantemente con tus intenciones de ponerte a trabajar en serio. Algunas alternativas: podés usar aplicaciones de bloqueo, desactivar la conexión a internet temporariamente o establecer horarios para chequear redes sociales y correos.

Ordená
Limpiá y ordená tu espacio de trabajo. Organizá también el escritorio de tu computadora. Es muy difícil trabajar con miles de archivos descargados sobre la pantalla principal. Clasificá en carpetas y subcarpetas. Recordá siempre que el orden externo contribuye al orden interno.

Conectá
En el trabajo hay personas que te ayudan a motivarte, y otras que no, la atmósfera es contagiosa, tanto cuando es buena como cuando es mala. Juntate con personas que estén enfocadas. No hace falta que te llenen de consejos, o que sean tus mentores. Solo necesitás contagiarte de la energía de gente motivada, que va para adelante y que encara el trabajo con ganas.

Si lográs cumplir algunos de estos pasos día a día, vas a ver cómo tus ganas de trabajar mejor crecen y tu concentración mejora considerablemente. La motivación, al fin y al cabo, es eso: enfocarte y concentrarte para lograr tus objetivos.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se publicaron comentarios.

dejanos tu comentario

  1.  
dejanos tu comentario