La pregunta más difícil: ¿cuál es tu trabajo ideal?

Durante los años de formación, hay una pregunta que define lo que queremos lograr en nuestravida profesional: ¿cuál es el trabajo de tus sueños? Cuando somos niños, los trabajos ideales representan imágenes y símbolos ya conocidos: maestro, bombera, doctora, veterinario, policía. Sin embargo, cuando nos acercamos al momento de elegir una carrera, ese universo de deseos colisiona contra la realidad.

Usualmente los recruiters suponen que estudiaste una disciplina que te gusta, pero también sabe que ese trabajo al que estás aplicando, probablemente, no sea el trabajo de tus sueños.

Por eso, en una entrevista laboral puede surgir la pregunta ¿cuál es tu trabajo ideal?

Una respuesta sincera puede mostrar mucho del entrevistado. En principio, esa información puede ayudar a distinguir a una persona que persigue sus deseos con confianza de alguien cuyos sueños han quedado en el olvido. Si te presentaste para un puesto  administrativo, estudiás contabilidad y el trabajo de tus sueños es ser periodista, quizás debas replantearte varias cosas. En cambio, si tu puesto es administrativo en una empresa de arquitectura, estudiás esa carrera y tu pasión es verte en un futuro construyendo edificios, entonces probablemente tu perfil sea mejor visto por un reclutador.

Si la pregunta te agarra de sorpresa, estos consejos te van a ser de gran ayuda para entender qué busca un selector de personal cuando te pide que hables sobre el trabajo de tus sueños:

- El mejor trabajo es la intersección de habilidades, intereses y valores de la persona. Si te preguntan por el trabajo de tus sueños y no sabés qué responder, entonces aprovechá la situación para explicar tus fortalezas, y a partir de ahí, describí las características que te convierten en un gran candidato.

- Cuando hables de tus habilidades, no expliques solamente qué haces bien. Mencioná también lo que te gusta hacer y en qué disciplina te gustaría perfeccionarte. Al fin y al cabo, un trabajo ideal es aquel en el que podés crecer y desarrollarte.

- Conectá tus intereses con el puesto al que estás aplicando. Si es una automotriz, es probable que te interesen los autos. Pero si no te gustan los autos, tenés que indagar más allá. Debe haber algo de lo que significan los autos que te atraiga: la velocidad, la tecnología, la industria pesada.

- Señalá el tipo de empresa que te puede ayudar a conseguir tus objetivos. Este es un momento ideal para hablar de las coincidencias entre la cultura de la compañía y tus propios valores e ideales.

Aprovechá esta oportunidad para darte a conocer. Recordá que cuando un recruiter te pregunta sobre tu trabajo ideal está esperando escuchar sobre vos en relación a lo que te gusta y al trabajo al que estás aplicando. Al reflexionar sobre el empleo ideal, resulta clave preguntarse: ¿por qué sería perfecto este trabajo para mí? Si contestás esta pregunta en función de lo que te gusta hacer, las cosas que
te interesan y los valores que defendés, tu respuesta va a ser grandiosa.

Y ahora, ¿estás preparado para responder la pregunta más difícil?

< volver a la página anterior