¿buscando controlar los costos de talento eventual?

Para muchas organizaciones, usar cada vez más talento flexible se ha convertido en algo habitual. Según Deloitte, 77 millones de trabajadores en Europa, India y los EE.UU. se identifican oficialmente como freelancers, y la mitad de los empleadores encuestados reportaron un número significativo de personal eventual en su fuerza de trabajo. McKinsey estima que son 162 millones el número de trabajadores en algún formato de trabajo gig o freelance. Staffing Industry Analysts estima que las ganancias de la “nube humana” se incrementaron en un 65% en 2017.


<<Descargá nuestra guía con las 7 claves para minimizar el costo de tu fuerza laboral eventual>>

 

Claramente, el talento flexible está creciendo a un ritmo más rápido que la fuerza de trabajo permanente. Esta tendencia representa oportunidades para que las compañías puedan tener una mayor agilidad en su estrategia de recursos humanos, así como también abre el acceso a un pool de talento en crecimiento y permite ahorros de costos significativos. Hay muchas ventajas para expandir el uso de talento eventual, pero al mismo tiempo el crecimiento del trabajo temporario y flexible también tiene algunas complejidades y desafíos para muchos empleadores. 

Para algunas organizaciones, el costo de trabajadores eventuales puede ser una parte pequeña o significativa de su presupuesto, dependiendo del tamaño de su fuerza de trabajo flexible. Independientemente del tamaño, muchas empresas fallan en controlar el gasto adecuadamente, aprovechar economías de escala, manejar su cadena de suministro de forma apropiada y optimizar procesos para adquirir talento. Como resultado, no pueden percibir el potencial para lograr ahorros significativos y mejoras de eficiencias, inclusive cuando la porción temporal de sus costos laborales se incrementa. 

Al revisar costos asociados a la fuerza de trabajo temporal, lo primero es identificar costos directos e indirectos. 

Costos directos.

Estos son fácilmente identificables. El costo de desplegar a un trabajador temporario es la cantidad de horas trabajadas durante un período de tiempo específico (diario, semanal o mensual). Habitualmente, las decisiones se toman estrictamente sobre las tarifas horarias, y si todo lo demás es similar, la menor tarifa es el costo en el que se incurre. Pero como los gerentes de personal temporario saben, la calidad de los candidatos es crítica para la organización dado que puede impactar en tiempo, productividad, costos de entrenamiento, clima y otros factores. Otros costos directos pueden estar vinculados con recursos internos específicamente dedicados a manejar recursos eventuales y tecnologías como sistemas para gestión de proveedores, ausentismo, entrenamientos, soporte de recursos humanos e inversiones digitales. 

Costos indirectos.

El gasto por fuera de lo que es fácilmente registrable puede terminar convirtiéndose en una parte significativa del presupuesto de fuerza de trabajo temporal. Supervisores dedicados pueden contar su tiempo, ¿pero qué pasa con las horas dedicadas de reclutadores, compradores, legales y otras funciones de apoyo en la adquisición de talento? Examinar proveedores, tiempos de selección largos, alta rotación y entrenamiento informal pueden generar costos. Otros costos indirectos relacionados con la administración de personal, planificación de turnos y largos tiempos de cubrimiento tienen que ser considerados. 

Algo importante que requiere recursos significativos es el cumplimiento de normas y regulaciones. Ya sea que esto se realice con personal interno o que se tercerice en un proveedor externo, para verificar que las prácticas de contratación estén en línea con la regulación local y nacional no se debe subestimar el tiempo y conocimiento requeridos, especialmente a medida que las agencias regulatorias siguen imponiendo nuevas reglas a diferentes modalidades de contratación. También, la comunicación con proveedores respecto del cumplimiento y otros temas debería ser un punto importante a tener en cuenta al expandir la fuerza de trabajo flexible. 

Las empresas que proactivamente analizan estos costos probablemente tengan más éxito identificando inconsistencias en sus esfuerzos de gestión de la fuerza de trabajo, logrando reducir costos y generar ganancias. ¿Pero tienen el conocimiento internamente para lograr esto efectivamente? ¿Pueden realizar estos análisis de manera continua para apoyar un programa sostenido? 

Compañías que cuentan con presupuestos y personas para dedicar a estas tareas seguramente puedan hacerlo, pero requiere compromiso, gestión del cambio y apoyo de la dirección. Muchas organizaciones son autosuficientes en construir una fuerza de trabajo temporaria de alto nivel, pero hay que estar atentos a los recursos internos que se requieren. 

La alternativa es buscar los servicios de un socio externo que pueda prestar su experiencia, implementar procesos de excelencia y proveer una guía tecnológica. Una solución llave en mano como Randstad Inhouse Services puede ayudar a empresas a lograr rápidamente su estado y su gasto deseados hacia una utilización de fuerza laboral flexible que cumpla con los requisitos regulatorios y reduzca costos. Más importante aún, tendrás un socio externo que tenga gran experiencia con organizaciones como la tuya para poder aplicar modelos que estén probados exitosamente y así llegar a resultados predecibles y deseados.  

En caso de elegir una solución externa, se debe comenzar con una base con la cual se comparen los costos de fuerza de trabajo flexible. Esto ayudará a desarrollar métricas claras que puedan utilizarse para un proceso de mejora continua que no se enfoque solamente en el gasto, sino también en mejorar los tiempos de cubrimiento, calidad de los candidatos y resultados generales. 

 

 ¿Cuál es el modelo correcto para tu empresa? Hay un gran número de opciones, incluyendo un proveedor de servicios in house, un programa de servicio tercerizado u otras propuestas. Elegir el modelo óptimo requiere cierta investigación, pero se pueden encontrar proveedores ofreciendo información acerca de lo que cada empresa pueda necesitar o no. Lo importante es recordar que se haga un relevamiento extensivo y se compare cada solución punto por punto para determinar cuál es la opción que encaje mejor. 

 

Descargá nuestro checklist con las 7 claves para minimizar el costo de tu fuerza laboral eventual.

< volver a la página anterior