3 cosas en las que quizás no pensás (pero deberías), cuando escribís tu currículum.

A veces son detalles mínimos, que se nos pasan por alto, los que marcan la diferencia entre que nos llamen para una entrevista o que perdamos esa oportunidad.

En esta nota, te dejamos tres consejos simples, que te pueden estar costando entrevistas, para que actualices tu CV y potencies tus posibilidades.

Comparar listados de trabajo similares

Siempre vas a basar el lenguaje que usás en tu currículum con el de la publicación del trabajo al que estás postulando. Si los requisitos del puesto piden experiencia en atención al cliente, vas a querer resaltar eso en tu puesto anterior.

Pero podés ir un poco más lejos: Hacé un análisis de los requisitos y las calificaciones solicitadas en otras búsquedas similares. Esto te va a dar una mejor idea de lo que buscan los reclutadores en tu área de trabajo. Y también te puede ayudar a pensar otras cosas para agregar a tu CV. Cuanto mejor entiendas el tipo de trabajo, más posibilidades vas a tener de llegar a la entrevista.

Pedí una segunda opinión

A veces una mirada de afuera puede ver cosas que nosotros no. Un par de ojos frescos pueden ayudarte con una nueva perspectiva. ¿Creés que estás listo para aplicar? Tomate un rato antes y mostraselo a alguien más y pedile que lo revise.

No hace falta que hagas esto siempre que hagas pequeñas modificaciones en tu CV. Pero si hace mucho no lo actualizás, una mirada ajena puede darte consejos sobre lo que se percibe, lo que destaca y lo que puede sobrar en tu currículum. No elijas alguien para pedirle ayuda que te va a decir que se ve bien por compromiso. Tratá de buscar alguien dispuesto a revisarlo a conciencia y darte una crítica útil. A veces pequeñas observaciones pueden llevar a cambios con grandes resultados.

Actualizá tu diseño

Si querés presentarte como un candidato distinto y especial, añadir un diseño que resalte puede ayudarte a destacar por sobre el resto de los postulantes. Sin necesidad de irte al extremo (especialmente si no tenés habilidades de diseño), unos detalles de estilo diferente pueden darte ese plus que te hace falta para llamar la atención y destacar por sobre el resto.

En internet podés encontrar miles de ideas y hasta plantillas para ayudarte.

Solo acordate de mantenerlo profesional y alineado con tu industria y el trabajo al que estés aplicando.

Tu tono perfecto

Siempre tené en cuenta que tu currículum es tu carta de presentación ante un posible empleador. Y te conviene que sea lo más destacable posible. Usá estos tres consejos junto con el conocimiento de redacción de currículums que ya tenés, y vas a poder elaborar un resumen perfecto de tu carrera profesional que seguramente tendrá gran impacto en los reclutadores.

Actualizá tu CV en nuestra web para mantener tu perfil relevante en las miles de búsquedas que tenemos disponibles.

https://mirandstad.randstad.com.ar/Account/Login


< volver a la página anterior