Según surge de la primera edición de 2024 del Workmonitor, los trabajadores argentinos tienen mayores ambiciones en relación al crecimiento profesional y el desarrollo de su carrera laboral que las de sus colegas en el resto de los 34 mercados relevados por la encuesta de Randstad. Así, surge del estudio que el 65% de los argentinos tiene ambiciones de crecimiento en su carrera profesional, cifra que supera en 9 puntos porcentuales a la media arrojada a nivel global. Asimismo, el 52% de los trabajadores encuestados indicó que desea asumir mayores responsabilidades en el marco de su desarrollo de carrera, superando también en 5 puntos porcentuales a los datos globales.

El 65% de los trabajadores argentinos tiene ambiciones de crecimiento en su carrera profesional
El 65% de los trabajadores argentinos tiene ambiciones de crecimiento en su carrera profesional

En este sentido, el 42% de los trabajadores argentinos afirmó que dejaría su empleo si no le ofreciera oportunidades de desarrollo profesional, 7 puntos  porcentuales por encima de  la media global (35%), y tan solo el 24% de los consultados aseguró ser feliz en su trabajo y no desear ningún tipo de desarrollo en su carrera. En este punto, la diferencia con las cifras globales cambia, donde el 39% de los encuestados aseguró ser feliz en su trabajo y no tener mayores ambiciones de carrera.

El 65% de los trabajadores argentinos tiene ambiciones de crecimiento en su carrera profesional
El 65% de los trabajadores argentinos tiene ambiciones de crecimiento en su carrera profesional

El estudio de Randstad también indaga acerca de la libertad que sienten los trabajadores para poder expresar a sus empleadores sus ganas de progresar y ascender profesionalmente. En este sentido, el 50% de los argentinos aseguró poder hablar abiertamente con su empleador sobre sus deseos de crecimiento, cifra que  supera en 4 puntos porcentuales a la media global (45%).

La importancia del equilibrio

El paso de la pandemia dejó como saldo una reconfiguración de prioridades y la mayor conciencia que han desarrollado las personas sobre el rol que quieren que el trabajo tenga en sus vidas y esos cambios llegaron para quedarse. En este sentido, el 60% de los trabajadores argentinos asegura que no aceptaría un trabajo que afectara negativamente el equilibrio entre su vida personal y laboral, superando en 3 puntos porcentuales a la media global (57%).
Asimismo, el 59% de los argentinos asegura que su vida personal es más importante que la laboral (57% global) y el 44% afirma que dejaría un trabajo si le impidiera disfrutar de la vida (48% global).

Los datos consignados en este artículo se desprenden de la información provista por el Workmonitor, un relevamiento que realiza Randstad desde el año 2003. El estudio, que se realiza en 34 países del mundo entre Europa, Asia, América y Oceanía, analiza las expectativas, estados de ánimo y comportamientos de los trabajadores. La encuesta aborda cuestiones como la movilidad laboral, la satisfacción de los empleados y la motivación personal en relación al empleo, así como diversas temáticas vinculadas al mundo del trabajo en las organizaciones.

El estudio se lleva a cabo a través de un cuestionario online en cada país sobre una muestra de al menos 500 personas de ambos sexos, de entre 18 y 67 años que trabajan en posiciones remuneradas bajo relación de dependencia (no autónomos) más de 24 horas por semana.

En Argentina, el estudio de campo del Randstad Workmonitor se realizó sobre un universo de 1.000 encuestados.