Una nueva era: retener es reclutar

Ya invertiste significativamente en tu equipo de adquisición de talento, en proyectos de employer branding y en tecnología de reclutamiento. Pero encontrar al mejor talento cada días es más difícil. La escasez de talentos es un fenómeno insoslayable del mercado laboral que impacta en la performance de tu compañía: puestos sin cubrir durante largos períodos de tiempo que significan oportunidades de negocio perdidas.

En este contexto de complejidad, hay una mejor forma de asegurar contar con los colaboradores necesarios para potenciar el crecimiento de tu empresa. Esa forma es retener a tus actuales empleados.
El desempleo cae en casi todo el mundo. En los Estados Unidos, Europa y la región asiática, el desempleo está cayendo. Esto es una mala noticia para quienes deben reclutar nuevos talentos. Los competidores están buscando empleados habilidosos, incluyendo a los que formar parte de tu propia empresa. Por eso es más importante que nunca trabajar en la retención de tu fuerza de trabajo, que terminará siendo un ahorro de costos y tiempo. 

La clave es el engagement. El mismo esfuerzo que pusiste en la construcción de una marca empleadora atractiva que funcione como imán, también debería ser el motor de engagement para retener a tus empleados.  Enfatizá los diferenciales –y la relevancia- de tu Propuesta de Valor al Empleado (PVE) y la solidez de la cultura de tu empresa. La contribución de los individuos es otro paso importante que deberías tomar para asegurarte de que se genere el engagement.

Evaluá los riesgos. Si sos un gerente que conoce a su fuerza de trabajo, deberías saber de antemano quién tiene más posibilidades de abandonarte. Identificá a esos colaboradores, apelá a sus necesidades de carrera, a sus necesidades, a su identidad. La gestión de recursos humanos es también la gestión de las personas. Afortunadamente, tenés acceso a muchas herramientas para ayudarte en esa tarea. Las herramientas de gestión de performance y las encuestas de clima son cada día más sofisticadas, y deberían ayudarte a hacer foco sobre las necesidades de tus mejores colaboradores. Utilizá plataformas de desarrollo y capacitación para ayudar al progreso de sus carreras. Moldeá la PVE a las nuevas necesidades que vienen con los proyectos personales y familiares. Asegurate que estás dándole un horizonte posible para sus ambiciones en tu organización.

Conocé el mercado. ¿Tu planificación salarial está basada en información actualizada? Asegurate de que tu empresa sigue siendo competitiva en estos tiempos en el que dinamismo manda. ¿Como? Establecé pagos competitivos para las posiciones críticas. No le allanes el camino a los competidores con un error tan básico como un plan salarial desactualizado.

Enfatizá los beneficios intangibles. Hoy, más que nunca, no se trata solo del dinero. Un buen paquete de beneficios puede ofrecer razones poderosas para que tus empleados se queden en la empresa. Pensá y actuá creativamente para armar diferentes propuestas de beneficios que te ayuden a atraer y retener colaboradores con intereses y expectativas diversas. El precio de mantenimiento de los beneficios seguramente será significativamente menor al costo de reclutamiento, inducción y entrenamiento de nuevos colaboradores.  
Siempre es bueno mirar para adentro primero. Desarrollaste recursos muy valiosos y sería una pena que los dejaras ir por falta de una política que favorezca la retención, o por negarte a ver el costo oculto de la rotación. En un momento como el de hoy, en el que el talento es poco y se demanda globalmente, un equipo fiel y comprometido puede mejorar muchísimo la capacidad de tu empresa para competir.

< volver a la página anterior

Comentarios

Aún no se publicaron comentarios.

dejanos tu comentario

  1.  
dejanos tu comentario