trabajo y vida personal en un mismo espacio, ¿cómo equilibrarlos en tiempos de cuarentena?

En esta coyuntura tan crítica, en que todos afrontamos días de confinamiento por la pandemia del coronavirus, en los que no podemos salir de casa por motivos justificados, una gran mayoría nos vemos obligados a convertir una parte del hogar en oficina. Aunque teletrabajar es un sueño para muchos, el encierro puede generar episodios de estrés y ansiedad al tener que permanecer todo el día en el mismo espacio, y más aún si es el mismo en el que también trabajamos.

Pero para llevar la cuarentena de la mejor manera posible, es importante adoptar una serie de actitudes que ayuden a mantener un buen equilibrio psicológico. Realizar ejercicio físico indoor, disfrutar de momentos de intimidad o tener una buena predisposición para la convivencia son aspectos fundamentales si queremos bajar la posible sensación de agobio e inactividad, evitar problemas de conciliación personal y mantener la eficiencia laboral.

Ahora la pregunta es, ¿Cómo mantener la motivación laboral y no explotar en el intento?

No reducir la productividad y continuar siendo igual de eficaces es el principal objetivo de cualquier trabajador que cambia la oficina por la mesa de su living o el despacho de casa. 

Los expertos coinciden en señalar ciertos hábitos y actitudes que ayudan a mantener el compromiso con el rendimiento y ordenar tus jornadas laborales.

▶Marcar objetivos diarios

▶Mantener rutinas que automaticen las labores (ducharse, vestirse, tomarse algún descanso)

▶Programar reuniones de equipo

▶Buscar feedback de los compañeros

▶Crear pensamientos positivos y proactivos

Además, mantener el orden y cuidar el descanso, es un aspecto a tener en cuenta 
para generar un entorno propenso a facilitar la concentración y, en consecuencia, el rendimiento laboral. Organizar un espacio para trabajar, como limpiar la mesa, tener una agenda u ordenar las lapiceras, son pequeños trucos que ayudan a la mente.

y por último, pero no menor, saber desconectar.

Para rendir en el trabajo es esencial tener la mente descansada y eso conlleva una desconexión eficaz diaria de los asuntos laborales. Empecemos por evitar someterse a un bombardeo constante de información sobre el coronavirus, ya que eso sí “puede generar mucha ansiedad”.

Y aunque no podemos ganarle a tus ganas de ver una pelicula o serie cuando finalmente termines tu jornada de trabajo, levantá más seguido la vista de las pantallas y encontrá otras actividades que despejen tu mente.

Abrir las ventanas, ventilar la casa y quedarse un rato en el balcón o mirando hacia el exterior y respirar aire fresco hacen más llevadera la cuarentena. También es importante hacer ejercicio físico indoor, como yoga, fitness o estiramientos, que estimulen otra parte de nuestro organismo y nos ayuden a desconectar de los asuntos laborales y del contexto.

Muchas empresas, gimnasios e influencers viraron sus actividades diarias a cuentas online para seguir compartiendo sus rutinas de entrenamiento, ayudarnos a mantener la motivación y disfrutar del tiempo en casa.

Transformá el contexto en una oportunidad para conectarte con lo que disfrutás de tu trabajo y de tu vida personal. 


< volver a la página anterior