Tecnología al servicio del Employer Branding

Con la llegada de la era digital, las organizaciones han tenido que cambiar radicalmente la forma en que construyen y gestionan sus marcas. El contundente protagonismo de las redes sociales ha modificado el terreno de las relaciones entre empleadores, empleados y candidatos. Los múltiples frentes abiertos por el reinado del “social media” hacen que las empresas, en la actualidad, deban ser extremadamente conscientes de su presencia digital, pero no solo en sus propios canales y perfiles, sino en las conversaciones e interacciones que involucran a su marca todos los días en las diferentes plataformas.

La atención ahora está puesta sobre lo que dicen los demás: empleados actuales, ex empleados, clientes o proveedores construyen día a día la reputación de la organización a través de sus posteos en las redes. Y mientras muchas organizaciones se sienten indefensas en este escenario de múltiples frentes, otras deciden aprovechar las posibilidades de la era digital para mejorar su marca empleadora y sus capacidades para la atraer el talento escaso.

¿Cómo lo hacen? Aquí van algunas ideas y mejores prácticas de gestión de la marca empleadora en el mundo digital:

Te permite ponerte en el lugar del colaborador: Hoy la lealtad requiere mucho más que un buen paquete de sueldo y beneficios. Los colaboradores se encuentran en un lugar de privilegio y las empresas deben hacer esfuerzos mayores que en otras épocas para retenerlos. Para hacerlo, es necesario comprender sus motivaciones e intereses. Un uso intensivo e inteligente de las redes sociales le permite a los empleadores acceder a información relevante sobre sus necesidades, expectativas y deseos.

Personalizar las relaciones: La relación entre managers y colaboradores tiende a ser cada vez más personal, menos fría y más cercana. Los trabajadores más jóvenes esperan de sus jefes feedback constante, guía o hasta un vínculo más amistoso. La tecnología ayuda a hacer posible este tipo de relación.

Mejorar la experiencia del candidato: Las herramientas de seguimiento en redes permiten saber cuántos clics genera cada publicación, desde dónde viene el flujo de visitantes hacia tu página web, o cuáles son las buzzwords más populares de tus contenidos. Estas métricas te permiten tener el pulso de la experiencia que están teniendo tus candidatos con respecto a las propuestas de la organización. De ahí a conectarte efectivamente ellos hay apenas un paso.

Difundir la experiencia del empleado: No hay duda que los actuales colaboradores son los mejores embajadores de la marca empleadora. Desde el nivel operativo hasta el gerencial, todo el staff transmite a través de las redes su experiencia cotidiana en el trabajo. Una buena estrategia de employer branding contempla potenciar la visibilidad y el alcance de los posteos del personal más comprometido y fidelizado de la organización. 

Uso de software de gestión de talentos: Hay una gran oferta de aplicaciones y herramientas que te permiten monitorear el proceso de incorporación de talento y su adaptación a la organización. Estas herramientas facilitan tanto la instancia de reclutamiento y selección de candidatos, como la de inducción, administración y gestión del talento.

Las herramientas digitales para mejorar tu marca empleadora están al alcance de la mano. Y así como sucede también en el debate entre robótica y trabajo humano, hay dos posibilidades: ver a la tecnología como una amenaza, o verla como una oportunidad. A la hora de incorporar talento en tu organización, la tecnología puede ayudarte muchísimo. ¡Solo está en vos armar una estrategia que la aproveche!

 

< volver a la página anterior