Siete consejos para mejorar el work & life balance de sus empleados

El concepto de work and life balance se basa en las políticas, actividades y programas que las empresas proponen para que sus empleados logren un equilibrio entre su trabajo y su vida personal. Hoy en día es insoslayable el hecho de que una buena política de work and life balance eleva la productividad, ya que fomenta el bienestar de los empleados, además de mejorar la tasa de retención y de generar una identificación con la cultura de la empresa más allá del salario y los beneficios.

Ahora bien, ya sabemos que hay que poner manos a la obra para favorecer el equilibrio entre el tiempo que dedican nuestros empleados a su trabajo y a su vida privada, pero ¿cómo lo hacemos?

Las posibilidades son muchas: aquí les brindamos cinco opciones:

Vida saludable: la salud física y mental de los empleados es clave para que se sientan cómodos en su trabajo. Los descuentos en gimnasios e incluso la flexibilidad para asistir a actividades físicas durante el horario de trabajo forman parte de este beneficio.

Horarios laborales delimitados: Saber cuándo empieza y cuándo termina la jornada laboral es clave para organizar la vida familiar, por eso, se debe procurar evitar las reuniones que se extienden fuera del horario laboral, así como pretender una disponibilidad 24x7 gracias a los dispositivos tecnológicos que permiten trabajar a distancia y en cualquier momento.

Permisos por compromisos familiares: parte de la necesidad de equilibrio surge cuando los trabajadores tienen hijos. Cumpleaños, actos escolares, cuidados posnatales, turnos con el pediatra: los compromisos se multiplican, y los empleados necesitan opciones que les permitan realizar todas estas actividades. A la vez, también se pueden instaurar horarios especiales para que los hijos visiten a sus padres en la oficina y también un servicio de guardería.

Reincorporación postmaternidad: la vuelta al trabajo luego de ser madre suele generar dudas entre las mujeres, por eso la jornada reducida, hacer media jornada en la oficina y el resto desde casa, o trabajar dos días en casa y tres en la oficina son opciones sumamente valoradas por quienes enfrentan esta transición.

Home office: otra alternativa brindar la opción de “home office” un día a la semana para trabajar desde el hogar. Esto puede ser de utilidad para que los empleados “descansen” de la oficina, pasen tiempo con su familia y puedan continuar con su trabajo.

Actividades en grupo: los torneos de fútbol, los afterhours y las reuniones informales mejoran el ambiente laboral y las relaciones internas, además de que muestran que la empresa se interesa en que sus empleados disfruten, se relajen y se diviertan tanto dentro como fuera de la oficina.

¡Creatividad!: las opciones son muchas y todo depende de hacer un buen diagnóstico de lo que necesita la empresa para mejorar su work and life balance. ¿Qué hacer los días de cumpleaños? ¿Los empleados necesitan comer saludablemente? Los empleados que no van al gimnasio, ¿hacen alguna otra actividad deportiva? ¿Qué regalar en los casamientos? Está en la creatividad de las empresas responder a estas preguntas y mejorar así el equilibrio en la vida de sus empleados.

< volver a la página anterior