Gamification: el espíritu lúdico llegó para quedarse en las empresas

Gamification, o gamificación, es una estrategia que permite introducir la innovación, la diversión y la creatividad que caracterizan a los juegos, en actividades no recreativas como son las laborales. La dinámica de premiar pequeños logros es una herramienta excelente de persuasión y motivación para hacer de las tareas mecánicas y repetitivas un reto atractivo que merezca la pena realizar con éxito. En el marco de las políticas de employer branding, la gamificación es una tendencia en crecimiento, sobre todo a la hora de reclutar talentos.

La gamificación puede utilizarse tanto para involucrar a los candidatos como para evaluar talento y potencial de desarrollo. La propuesta de un juego para instalar la marca empleadora o para reclutar empleados puede hacer aflorar las características de los participantes, y ser de utilidad para evaluar el comportamiento, el instinto y la capacidad de involucrarse al jugar con ciertas reglas por determinados objetivos.

Una empresa puede utilizar distintas dinámicas de juego o simulación de casos para sus procesos de búsqueda y selección de talentos según qué elementos busquen destacar en sus candidatos: el juego cooperativo, el altruismo, el espíritu competitivo, el liderazgo, la reacción en situaciones de estrés o simplemente la respuesta ante los estímulos de los incentivos, por nombrar sólo algunos.

Aplicar la gamificación en el proceso de reclutamiento permite identificar a los talentos más capacitados para resolver el desafío, pero también permite evaluar a los participantes en otros aspectos como su instinto, la forma de competir, y la identificación con la misión y los valores de la empresa. Por ejemplo, sirve para contarles de una manera más amena a los potenciales empleados aspectos vinculados a la actividad de la empresa y características del sector al que pertenece.

Se han implementado estas estrategias en Dinamarca y EE.UU., en los sectores de logística y petróleo, para crear una idea de lo que es trabajar en esos ámbitos, crear un sentimiento de interés y atraer así a futuros candidatos jóvenes que no tienen una percepción clara de lo que significa trabajar en esas industrias.

Cuando Google comenzó a reclutar personal en la etapa de crecimiento exponencial de la compañía, utilizaban avisos de reclutamiento con una consigna incógnita que proponía un desafío matemático de altísima complejidad que develaba, sólo a los pocos que encontraban la solución, las particularidades de oferta laboral y la posibilidad de aplicar. 

L'Oréal Brandstorm es un concurso organizado por el área de Recursos Humanos de la multinacional de cosmética y belleza que desafía a jóvenes universitarios a idear una estrategia de negocios para una de sus marcas. Se realiza en todo el mundo desde 1992 y presentó recientemente los ganadores de argentina de la edición 2015.

Procter & Gamble también tiene un concurso de casos de negocios, el P&G i-Leader Challenge, en el que estudiantes deben resolver un caso de innovación en producto y negocio de la marca con el que pueden ganar, además de los premios, la posibilidad de quedar pre-seleccionados para formar parte del programa de jóvenes profesionales de la compañía. 

La tendencia de la gamificación está cada vez más presente en el mundo empresarial y sus posibilidades productivas están en pleno desarrollo. 

Además, es una excelente herramienta para transmitir la imagen de marca empleadora en el momento del reclutamiento, seducir aún más a los candidatos para que deseen trabajar en la empresa.

La tendencia llegó para quedarse y es un juego que las empresas toman cada vez más en serio, solo queda establecer las reglas.y empezar a jugar. 

Publicado en la edición impresa del diario La Nación del domingo 28 de junio de 2015:
http://www.lanacion.com.ar/1805610-gamification-el-espiritu-ludico-llego-para-quedarse-en-las-empresas 
< volver a la página anterior