employer Branding en tiempos de coronavirus.

Aún en medio de la crisis global derivada de la pandemia, el 69% de las compañías argentinas aseguró haber sostenido el desarrollo de su marca empleadora durante la pandemia, el 17% afirmó haberla potenciado y tan solo un 14% mostró una disminución de la importancia asignada al desarrollo de su marca empleadora en medio de la pandemia.

 Estos datos surgen del relevamiento realizado en mayo a un panel de Responsables de RRHH y Compensaciones de 123 empresas líderes de Argentina, como parte del Country Report de la edición 2020 del Randstad Employer Brand Research, el estudio independiente sobre employer branding más completo e inclusivo a nivel mundial.

Según surge del estudio, Servicios Financieros, Laboratorios, Tecnología y Comunicaciones, Industria Química y Agronegocios y Consumo Masivo son los sectores que asignan mayor relevancia al desarrollo de su marca empleadora en el país.

Sobre los hallazgos de esta investigación de marca empleadora, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo: “Enfrentamos grandes desafíos y tenemos por delante aún un escenario complejo por el impacto en la economía que dejará el paso de la pandemia. Sin dudas serán tiempos difíciles, tiempos en los que el talento va a marcar la diferencia y será el motor que empuje la recuperación. De los resultados de nuestro estudio de marca empleadora de este año surge que con eso en mente, las compañías están haciendo grandes esfuerzos para mantener al talento comprometido y motivado para que desarrollen todo su potencial, aún frente a la adversidad”.

En este sentido, la mayoría de las empresas entendió acertadamente que la respuesta a la pandemia debía poner en primer plano a sus colaboradores y que mantener sus valores y sus promesas de marca, de manera transparente y honesta, resultaba clave para administrar su reputación. En línea con esto, el estudio de Randstad indagó sobre las iniciativas de contención y motivación del personal implementadas por las organizaciones en medio de la cuarentena. De los resultados surge que, en primer lugar, se encuentra la implementación de reuniones remotas con altos referentes de la compañía (73%), más allá de las videoconferencias con equipo directo de trabajo. Asimismo, se destacan acciones como la realización de encuestas de seguimiento (49%); clases virtuales de actividad física (44%); sesiones virtuales de apoyo psicológico (27%); concursos de fotos (20%); actividades de presentación de espacios de trabajo (15%); presentación de integrantes de la familia (12%) y la presentación de mascotas (8%).

Asimismo, en medio del aislamiento obligatorio, la mayoría de las organizaciones ha migrado a modalidades de trabajo remoto, por lo que se han tomado medidas para profundizar y diversificar los canales de comunicación con los colaboradores. En este sentido, surge de la encuesta que el 93% recurre al e-mail para mantenerse en contacto con los miembros de su equipo, el  68%  utiliza Whatsapp y un 67% recurre a distintas herramientas de Microsoft o Google. Con una incidencia menor, el informe ubica a las llamadas telefónicas (48%) y las videollamadas por Zoom (40%) y, en último lugar, se encuentran herramientas como Skype (36%), la intranet corporativa (30%) y Hangouts o Meet (12%).

Del Randstad Employer Brand Research se desprende también que poner en perspectiva el valor asignado a la estrategia de marca empleadora y situar en primer lugar a las personas, aseguró al 97% de las compañías un buen funcionamiento de manera remota. En este sentido, el 19% de las empresas considera excelente su capacidad de funcionamiento remoto en medio de la cuarentena; 52% considera su funcionamiento remoto muy bueno; 26% lo considera bueno y apenas un 3% de las compañías considera su operación remota como regular.

La encuesta de Randstad también indaga sobre el impacto que la irrupción del Covid-19 ha tenido sobre las previsiones de reclutamiento de talentos durante el año en curso. El estudio muestra que 2 de cada 3 compañías ha recortado fuertemente su previsión de reclutamiento de talentos en 2020. El 42% de las empresas consultadas aseguró que las mismas disminuyeron notoriamente,  el 26% afirmó que  disminuyeron algo y solo un 32% refirió que las expectativas de reclutamiento se mantuvieron en línea con las previsiones anteriores al estallido de la pandemia.

“Está claro que el mundo del trabajo no será el mismo pasada la pandemia y que el paso del Covid-19 dejará su marca por mucho tiempo en la memoria de los que atravesamos esta situación inédita. Más allá del impacto en el negocio en sí, en las empresas veremos también diferentes resultados en relación a su marca empleadora y qué tanto será afectada, pero no tanto por la pandemia en sí, sino por como esas empresas se comporten en la crisis y por los valores, la transparencia y la sensibilidad que guíen sus decisiones de negocio”, concluyó Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

< volver a la página anterior