El salario es lo más importante… pero no lo único

Es verdad, el salario lidera la lista de prioridades de la mayoría de los empleados. Sin embargo, existen otros factores que los empleados tienen en cuenta a la hora de trabajar con un empleador, y la mejor estrategia es tenerlos en cuenta.

Efectivamente, hay factores de motivación externos a lo meramente remunerativo, que fomentan la productividad, elevan la retención de empleados y los involucran en la cultura de la empresa. En pocas palabras, una propuesta de valor debe incluir salarios competitivos así como otros aspectos cualitativos que los empleados valoran. De acuerdo al informe Randstad Award 2015, si bien el 68% de los empleados considera que el salario es la mayor prioridad a la hora de elegir a un empleador, casi un 50% coloca en los primeros cinco puestos la necesidad de una buena atmósfera laboral y de buenas oportunidades de crecimiento y formación. Y más de un tercio de los empleados valora los horarios de trabajo flexibles y el contenido del trabajo que realizan.

En un contexto donde los jóvenes Millenials empiezan a cubrir puestos de trabajo, un buen plan de carrera, un acompañamiento personalizado y un feedback constante entre el empleado y el jefe, son elementos a tener en cuenta. Por otra parte, los hombres y mujeres de la generación X dan peso en la balanza al equilibrio entre su vida y su trabajo ya que dedicar el tiempo a su familia es cada vez más importante a medida que los empleados son mayores.

Al considerar la multiplicidad de factores que influyen en la elección de un empleador, se puede interpretar e interpelar mejor los deseos de los empleados actuales y potenciales. Si estos deseos son tenidos en cuenta, la atracción, productividad y retención serán más fácil de alcanzar.

Al respecto, Andrea Ávila, CEO de Randstad, sostuvo: “Los datos que nos proporciona el Randstad Award ofrecen una visión precisa de los factores que impulsan las decisiones sobre el empleo de los trabajadores en Argentina, proporcionando claves a los empleadores para dar forma a su marca empleadora así como un panorama sobre la percepción que tienen de ellos los potenciales empleados”.

Del informe Randstad Award surgen cuáles son los cinco factores más importantes que evalúan los trabajadores cuando eligen una compañía para trabajar. Los tres motivos con mayor adhesión son: 1) salario competitivo y beneficios (68%), 2) seguridad laboral a largo plazo (57%) y 3) ambiente de trabajo agradable (50%). En cuarto y quinto lugar los trabajadores eligieron tener oportunidades de crecimiento profesional (45%) y disponer de flexibilidad en el trabajo (37%).

 


< volver a la página anterior