Cuatro tips para hacer que el trabajo remoto funcione en tu empresa.

El brote de coronavirus irrumpió en escena sin previo aviso, cambiando abruptamente el modo de trabajo en la mayoría de las organizaciones. Por cuestiones de salud  y prevención, es momento  de permanecer puertas adentro del hogar y tanto empresas como colaboradores deben aprender a llevar adelante esta nueva realidad de la mejor manera.

Muchas organizaciones ya venían implementando distintas opciones de teletrabajo  y muchas otras, sin experiencia previa, tuvieron que adoptar rápidamente nuevas modalidades de trabajo a distancia para continuar con la labor diaria obligadas por la coyuntura,

Estos son algunos tips para llevar a la práctica el home office de manera exitosa en tu empresa:

Definir objetivos de trabajo concretos. Es común que los colaboradores, trabajen o no a distancia, no sepan con exactitud qué se espera de ellos. Esta situación se agrava trabajando desde casa. Por este motivo, resulta crucial establecer pautas claras de trabajo, objetivos, fechas de entrega, con el mayor nivel de detalle posible, para ordenar las tareas de cada colaborador desde el hogar.

Maximizar la comunicación. En un contexto donde la mayoría de los trabajadores no está acostumbrado al trabajo remoto, es común que puedan sentirse aislados, faltos de recursos y de información para cumplir con sus tareas. En este sentido, resulta vital mantener una comunicación fluida con los equipos de trabajo, basada en la confianza y la honestidad, para mantener altos los niveles de energía y productividad. Mails, llamados telefónicos, videoconferencias, cualquier recurso es válido para estar cerca y hacerse entender adecuadamente a la distancia y transmitir apoyo.

Individualizar a cada miembro del equipo. Tener en cuenta a cada colaborador, conocer sus necesidades y las condiciones bajo las que se desempeña mejor, ayudarán a que el trabajo remoto resulte más eficiente y a que cada integrante se sienta contenido y acompañado en este nuevo camino. Es importante que tener en cuenta que el aislamiento, la incertidumbre y los temores impactan de manera diferente en las personas. 

Dar apoyo a jefes y gerentes. El  trabajo desde el hogar también supone un gran cambio para los líderes de equipo, que pueden sentirse inseguros y con dudas sobre cómo desempeñar su rol a la distancia. Las organizaciones deben alentarnos y darles soporte,  tanto práctico como emocional, para que puedan liderar a sus equipos con confianza y hacer su trabajo del mejor modo posible en el escenario que se presenta.

El mundo del trabajo se encentraba ya en medio de cambios profundos antes de la aparición de la pandemia y sus múltiples impactos en la economía y el empleo. Ahora, todo tiene una cuota extra de incertidumbre sobre el futuro.

Entonces,  la pregunta que aparece es: ¿el trabajo remoto impuesto por la aparición del coronavirus será algo circunstancial o dará paso a una nueva era generalizada de teletrabajo?

Lo cierto es que la pandemia ha generado el experimento más grande del mundo de trabajo remoto masivo ¿Es posible que después de haber transitado esta experiencia muchas empresas no quieran volver a tener a sus trabajadores en sus oficinas frente al escritorio como antes? ¿Querrán hacerlo los trabajadores si la experiencia fue positiva? Estas son solo algunas de las incógnitas que abre este escenario sin precedentes, que implica para las organizaciones adaptarse una vez más a un entorno cambiante y hacer frente a nuevos desafíos. 

< volver a la página anterior