Continua débil la confianza en el mercado laboral

Según los resultados del cuarto trimestre de 2016 del Randstad Workmonitor, la confianza de los trabajadores argentinos en conseguir un nuevo empleo descendió 3 puntos en el último trimestre de 2016, ubicándose en 61%, la marca más baja de los últimos 36 meses.


Al respecto, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo: “Cuando la economía no da señales claras que permitan un mayor optimismo, el comportamiento de los trabajadores se torna más conservador, la rotación se retrae y declina la confianza en el mercado laboral. Esto se traduce en que menos gente sale proactivamente a buscar un cambio de trabajo porque la percepción es que le va a costar conseguirlo”.

En este contexto, la nota positiva la dio el descenso del miedo a perder el empleo. Luego de picos de 9% y 7% en el segundo y tercer trimestre de este año, el miedo a perder el trabajo disminuyó considerablemente en este trimestre, estabilizándose en 4%, un valor en línea con la media histórica.

“El temor a perder el trabajo se disparó entre el primer y el tercer trimestre en gran medida por el debate en la opinión pública que se generó sobre el tema del empleo público a partir del cambio de gobierno. Ese temor hoy se disipó, se estabilizó el clima de expectativas, pero la confianza en el mercado laboral aún no se recompone”, agregó Ávila.

Una inflación que no cede, la creciente caída del poder adquisitivo y su correlativo impacto en el consumo, son los principales factores que inciden en una percepción de incertidumbre respectodel mercado laboral de la que dan cuenta los indicadores del informe del último trimestre del año.

Expectativas 2017
Con resultados en los que claramente prevalece el optimismo de cara al futuro, el Randstad Workmonitor dio cuenta que el 63% de los trabajadores argentinos espera que la situación económica del país mejore en 2017, mientras que sólo un 33% consideró que la situación va a empeorar. En el mismo sentido, el 65% aseguró que espera que su empleador tenga una mejor situación financiera en 2017.

Alcanzando una media del 52%, la expectativa positiva sobre la evolución económica consolidada de los 33 países que componen la muestra es bastante más moderada que la de Argentina. La visión optimista de los trabajadores argentinos (63%) es compartida por los de Brasil (64%), China (82%), Dinamarca (61%), India (93%), Luxemburgo (70%), Holanda (62%), Turquía (60%) y Estados Unidos (70%). En el otro extremo, los países con porcentajes más bajos respecto a esta postura, es decir, aquellos más pesimistas sobre la posibilidad de una mejora en la economía en 2017 son México (26%), Japón (25%) y Grecia (19%).

Estos datos se desprenden de la información provista por el Workmonitor, un relevamiento trimestral que realiza Randstad en 33 países del mundo entre Europa, Asia y América sobre las expectativas, estados de ánimo y comportamientos de los trabajadores. El estudio, a cargo de Survey Sampling International, se desarrolló a través de un cuestionario online sobre una muestra compuesta por personas de ambos sexos, de entre 18 y 65 años que trabajan bajo relación de dependencia más de 24 horas por semana. En Argentina la muestra está compuesta por 405 casos.

< volver a la página anterior