¿Cómo comenzamos la estrategia de una marca empleadora?

El núcleo de la estrategia de una marca empleadora es la propuesta de valor del empleado (PVE), que debe transmitir razones sólidas y relevantes para que un candidato quiera trabajar para la empresa pero, ¿por dónde empezar?

En una encuesta de mercado a nivel mundial realizada por la Garnet, las empresas con una PVE sólida tienen un 50% más de alcance a los candidatos pasivos en comparación con las que no. Además, estas empresas tienen un 69% menos de rotación de empleados y un gasto 50% menor en bonificaciones de compensación para convencer a los trabajadores a cambiar de empleo. De modo que cuando las empresas ponen en marcha un desarrollo de la PVE, una ejecución correcta traerá recompensas significativas.

Por otro lado, según Society for Human Resource Management (SHRM), las empresas con una marca empleadora sólida consiguen disminuir el costo por contratación hasta en un 50% y la rotación, en un 28%. También consiguen 2,4 veces más crecimiento en facturación y unos márgenes de beneficios 1,8 veces mayor.

En esta linea y entendiendo que el employer branding es en realidad un componente esencial de la estrategia comercial general, tan importante como la imagen corporativa o de producto te compartimos 5 pasos claves para construir una estrategia sólida de marca empleadora.

1- Crear un puesto específico de líder de marca y centralizar la función en esta figura. Al hacer esto, podrás coordinar todas las actividades de imagen y asegurarte de transmitir un mensaje coherente hacia todas las áreas de la organización.

Definir la PVE. Este debe ser el primer paso y el principio que guíe todas las actividades posteriores. Es esencial poder reflejar con precisión todo lo que tu empresa pueda ofrecer.

2- Realizar un análisis FODA. Si identificás las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu marca, podrás desarrollar una estrategia integral para abordar los asuntos de todas las partes interesadas de la organización.

3- Planificar a largo plazo. Una marca empleadora es una iniciativa constante que no se detiene con una campaña o campañas exitosas. Requiere atención constante y supervisión para que sea un asunto prioritario para los trabajadores.

4- Aprovechar tu imagen corporativa. Las empresas que cuenten con una imagen corporativa sólida deben aprovechar esta ventaja lo máximo posible para mejorar su reputación como un empleador atractivo.

El éxito de Google, Apple y otros líderes del mercado demuestra el valor de la imagen corporativa cuando se trata de atraer talento.

Si queres conocer más sobre marca empleadora y las tendencias globales y locales, hace click aquí y descargá la guía para construir una buena estrategia de employer branding.
 
< volver a la página anterior