Cinco claves para trabajar la marca personal

Aquí cinco claves que tenés que tener en cuenta para trabajar tu marca personal:

¿Solo para emprendedores?: No. Una de las claves para comprender el personal branding les entender que la marca personal va más allá del trabajo que desarrollemos. Tanto los emprendedores, como los managers, directivos y CEOs, los trabajadores en relación de dependencia y los freelancers tienen sus redes de contacto, proyectan una imagen y participan en las redes sociales. Cuidan un perfil y lo muestran públicamente. Por lo tanto, todos pueden beneficiarse del cuidado de su marca personal... o perjudicarse con su descuido.

Una empresa, un empleado, un CEO: en lo que refiere a marca personal, somos nuestros propios jefes. Nuestras opiniones, nuestra imagen y nuestra actividad en las redes sociales dependen exclusivamente de nosotros y serán un reflejo de nuestra personalidad. Pensarse a uno mismo como una empresa y analizar en perspectiva la imagen que estamos proyectando es un buen ejercicio que hay que hacer regularmente.

Redes sociales y networking: tener actividad en las redes no es lo mismo que hacer networking. Mientras que las redes sociales muestran nuestra imagen al mundo, a través de fotografías, videos y comentarios, nuestra capacidad de networking determina la red de contactos profesionales que tenemos en nuestro activo. El personal branding no se remite solo a cómo nos mostramos, sino también a cómo nos relacionamos con nuestra red de contactos del ámbito profesional. 

Ser único y consistente: el mundo laboral y el mundo personal a menudo se vuelven uno solo. Por lo tanto, la imagen debe ser cuidada al máximo, ya que ser público tiene sus beneficios y sus perjuicios. Si hacemos comentarios sobre nuestro empleador, nuestro jefe o nuestro salario en las redes sociales, no debemos perder de vista que esos comentarios son públicos y pueden afectar nuestra actividad profesional. Por otra parte, la consistencia es fundamental para proyectar una imagen sólida y consecuente con nuestra personalidad de cara al mundo.

¿Por qué es tan importante?: lo hayamos buscado o no, cada uno de nosotros proyecta una imagen que se traduce en nuestra marca personal. Es la imagen que fabricamos en nuestro entorno, a través de lo que compartimos en las redes, a través de nuestros contactos, con las actividades que realizamos. Darle unidad, identidad y consistencia a esos elementos dispersos significa ser conscientes y tomar el control de lo que mostramos al mundo. Después de estos consejos, ¿estás listo para pulir tu marca personal?. Para empezar, la prueba de fuego: abrí el navegador, poné tu nombre entre comillas y dejá que Google te cuente qué es lo que el mundo, y los reclutadores, saben de vos.

< volver a la página anterior