Cinco claves para mejorar tu atractivo como empleador

La marca empleadora refleja la identidad de la organización. La imagen externa de la empresa que incide sobre los potenciales candidatos y la percepción interna que poseen (y reflejan) los propios empleados, son clave a la hora de reclutar a los mejores talentos. Si una organización fuera una orquesta, la marca empleadora estaría compuesta por ese sonido único y particular que producimos, pero también por la felicidad de nuestros músicos y por el brillo de nuestra sección de vientos en el escenario. Si nuestro mejor violinista no da con la nota justa, o la sección de cuerdas ya no se siente identificada con el estilo musical de nuestra orquesta, hay algo en nuestra estrategia de employer branding que no está funcionando.

Aquí te proporcionamos cinco claves para mejorarla:

 

Una buena política de reclutamiento

Las estrategias de reclutamiento son esenciales para atraer, no solo a los mejores candidatos, sino también a los que se sentirán más atraídos por la cultura y la filosofía de nuestra empresa. Por lo tanto, las búsquedas que emprendamos deben poder transmitir acabadamente los valores y la cultura corporativa de la compañía.

 

Redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un espacio en el que las personas “viven” y hacen muchas de las cosas que antes hacían en otros ámbitos. La forma en que la gente busca empleo no escapa a esta nueva realidad y es por eso que las redes, Facebook especialmente, es el lugar donde muchos de los candidatos se forman una imagen de los empleadores. Los perfiles de las empresas en plataformas como Facebook, LinkedIn, Google+ y Twitter son fundamentales para mostrar nuestra imagen al mundo, pero no suficientes. Hay que estar atentos a la “conversación” que allí sucede, participar y ser parte activa del diálogo.

 

Consistencia

Galileo decía que la mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo. En este sentido, la marca empleadora va hasta el centro de la identidad de la empresa. ¿Qué es lo que muestra hacia exterior? ¿Cómo compone una imagen que refleje la propuesta, las características y los valores de la empresa? Conociéndose a sí misma, la organización puede establecer una estrategia de marca empleadora cuya imagen se identifique de forma consistente con la realidad y transmita fielmente la cultura de la compañía.  

 

Cuidar y crear talento

Cuidar el talento para retenerlo es parte del éxito de una estrategia de employer branding. Los factores más relevantes como elementos de retención, como un buen ambiente laboral, un buen balance entre vida privada y trabajo, la flexibilidad y ser reconocido por los logros obtenidos, deben ser potenciados para mantener a los colaboradores identificados y comprometidos con la organización y dispuestos a ser embajadores de la marca empleadora.

 

Evaluar, barajar... y dar de vuelta

Si las cosas no resultan, hay indicadores que pueden ayudarnos a entender que sucede. Las tasas de retención y rotación, el nivel de engagement de los empleados, las encuestas de clima, el feedback de la comunicación interna y las características de los candidatos que se presentan a los puestos que ofrece nuestra empresa, por nombrar solo algunas, son herramientas útiles para evaluar el éxito (o el fracaso) de la estrategia de marca empleadora.

 
< volver a la página anterior