6 maneras de evitar que tus mejores talentos salten del barco.

No importa cómo se lo explique, hay pocas cosas más perjudiciales para tu empresa que la rotación de empleados. Pero cuando se trata de tus mejores talentos, quienes aportan valor en las tareas desde el primer día, la pérdida se puede sentir aún más fuerte.

Observá estos números de un estudio de Psicología del personal:

El 5% de tus mejores talentos de tu fuerza laboral produce el 26% de la producción total de la organización. 

Tus mejores talentos pueden ofrecer hasta un 400% más de productividad que los colegas que tienen un rendimiento promedio.

Sin embargo, hay más en juego que el resultado final. Con las relaciones con clientes y stakeholders, la continuidad del negocio, el índice de marca empleadora y la motivación de la fuerza laboral, simplemente no podés permitirte que tus superestrellas más grandes salgan por la puerta.

Dicho esto, te compartimos seis cosas que debés comenzar a hacer hoy para mantener tus altos rendimientos a bordo.

1 -Mantenelos comprometidos

Con un mercado laboral tan fuerte y más empleos disponibles que trabajadores para ocuparlos, es importante que creas que tus mejores empleados son candidatos pasivos altamente comercializables.

¿Pero son realmente pasivos? Un estudio reciente de Gartner descubrió que el 39% de los empleados con mejor desempeño busca activamente un nuevo trabajo. Se prevé que, en los próximos 15 meses, aumentará el número de personas de alto rendimiento que buscan nuevos desafíos.

Por lo tanto, para mantener a tus mejores talentos a bordo a largo plazo, asegurate de que participen activamente y encuentren que su trabajo agrega un valor significativo a tus operaciones. Considerá aprovecharlos para liderar iniciativas de misión crítica, como:

- expandir los esfuerzos de ventas y marketing a nuevos territorios

- desarrollar nuevos flujos de trabajo que impulsen la eficiencia en los procesos de fabricación

- implementar herramientas y tecnologías emergentes que reducirán el volumen de procesos manuales en áreas como contabilidad y finanzas.

- tus mejores talentos son inteligentes y motivadores, por lo que es vital que mantengas sus trabajos interesantes y posibilidades para aplicar su liderazgo.

2 -Reconocé sus logros

Para aquellos que siempre cumplen, no hay nada peor que no recibir el reconocimiento que merecen. ¿Y cómo quieren tus empleados de alto rendimiento ser recompensados? Según un estudio de Harvard Business Review, la compensación, las bonificaciones y el reconocimiento de la gerencia se ubicaron entre los 10 primeros.

Para mantenerlos en el juego, deberás ir más allá de un correo electrónico de agradecimiento o premios trimestrales.

Te compartimos un listado de ítems claves sobre este tema:
- compensación

- beneficios, incluido seguro médico, vacaciones extras y pagas

- horarios de trabajo flexibles

- oportunidades de trabajo remoto / teletrabajo (en realidad, estos dos ya no se consideran beneficios sino necesidades)

Ofreceles oportunidades alineadas al valor que aportan a la empresa, tales como:

- presentaciones al comité directivo sobre un proyecto reciente que organizaron

- liderar un proyecto de gestión que los posicione como un líder importante en tu organización.

- hablar en conferencias o eventos de la industria

No sólo reconocerás su experiencia, sino que también les darás una plataforma para inspirar a sus colegas a impulsar el éxito en sus propios roles.

3 -Allanar el camino para el avance

Los empleados de alto rendimiento son personas naturalmente curiosas, por lo que no querrán permanecer en el mismo puesto con la misma lista de deberes por mucho tiempo. Esto hace que sea crítico que sepan cuál es su hoja de ruta para avanzar dentro de la empresa sino, de lo contrario, buscarán nuevas oportunidades en otro lugar.

Reunite desde el principio de su gestión para plantear una estrategia profesional interna que incluya:

- distintos puntos de control para trazar el progreso y el rendimiento

- hitos claros para avanzar para que sepan exactamente lo que necesitan lograr para recibir una promoción

- oportunidades para ampliar sus habilidades a través de la educación continua y el desarrollo profesional

Si saben que estás invirtiendo en su futuro, se sentirán más valorados y comprometidos a hacer que tu organización tenga el mayor éxito posible.

4 -Proporcionar una experiencia de incorporación satisfactoria 

Tu proceso de reclutamiento e incorporación es la primera impresión de tu organización con una nueva contratación, por lo que tiene mucho sentido que el 70% de los trabajadores tengan más probabilidades de permanecer en una empresa durante más de tres años si su proceso de solicitud fue claro. Desde la experiencia de usuario del portal de aplicaciones hasta tu programa de incorporación de nuevos empleados, hacé de cada paso del proceso una instancia inteligente y continua, que refleje la efectividad de tu negocio y tus operaciones.

Es probable que más de la mitad de los trabajadores permanezcan en una empresa con un buen proceso de incorporación.

Aunque querrás asegurarte de que tus empleados tengan la capacitación, el entrenamiento y el apoyo que necesitan para obtener esos primeros logros y posicionarse dentro de la empresa, mantené abiertas las líneas de comunicación después de las dos primeras semanas de incorporación. 

Un compromiso sólido e inversión de tiempo, con visitas regulares y oportunidades para dar feedback contribuirá en gran medida a que se sientan escuchados y tengan la capacidad de mejorar sus entornos de trabajo.

5 -Conocelos como individuos

Las personas con mejor desempeño están en sintonía con cómo funcionan mejor y qué los motiva a tener éxito. Y aunque es más probable que sean independientes en sus gestiones, también esperan que sus gerentes los ayuden a crecer. ¿Cuáles son algunos de los primeros pasos que debés considerar tomar?

- Reunite con ellos uno a uno para desarrollar una comprensión profunda de sus objetivos profesionales, entender cómo se mantienen motivados y qué necesitan de vos y de la organización para tener éxito.

- Adaptá tu estilo de gestión y flujos de trabajo en base a esa información para brindarles el apoyo, el espacio en la cabeza y el estímulo que necesitan.

Por ejemplo, algunos de los mejores empleados pueden valorar la autonomía, mientras que otros prosperan con la colaboración y el tiempo cara a cara. Cuando se trata de maximizar su valor en el lugar de trabajo, asegurate de aprovechar sus puntos fuertes como individuo.

6 -Construir un equipo ganador

Tus mejores empleados regularmente superan sus objetivos de ventas y van más allá cuando se les pide, pero ¿es el resto del equipo una operación ganadora? A nadie le gusta navegar con un barco que se hunde, así que asegurate de que haya un rendimiento constante en todos los ámbitos.

Es mucho más probable que los empleados con bajo rendimiento permanezcan en sus roles por más tiempo y se desconecten, mientras que los grandes empleados aprovecharán su historial y comerciabilidad para finalmente trasladar sus talentos. Por lo tanto, asegurate de que todos contribuyan valor al equipo.

También prestale atención a los niveles cuando se trata de reconocer el rendimiento y los logros. Si un talento de rendimiento inferior y uno de rendimiento superior obtienen un reconocimiento igual, eso podría avivar la desconexión de su empleado estrella.

obtener lo mejor y conservar lo mejor

Como hemos planteado aquí, reclutar a los mejores talentos es una cosa y mantenerlos comprometidos y leales, es otra. Pero avanzar para mejorar áreas problemáticas como la cultura del lugar de trabajo y la participación de los empleados puede ayudarte a sostener la motivación de los trabajadores, al tiempo que mantiene a bordo estos talentos de alto rendimiento. 

< volver a la página anterior