Llevar adelante una entrevista de trabajo nunca resulta fácil, aunque se haya pasado por muchas, ya que suele generar en el entrevistado un nivel elevado de ansiedad debido a que se trata de una situación de alta exposición.

Te proponemos algunos tips para que la entrevista de trabajo se convierta en una real oportunidad de empleo.

  • La entrevista comienza en el momento del llamado telefónico para concertar el encuentro. Es importante que te muestres interesado y receptivo de las indicaciones que te brindan, tratando siempre de adaptarte a la fecha y hora propuesta y no anticiparte preguntando de qué se trata la propuesta.
  • Llegá puntual, vestido de un modo formal y con un CV extra por si el selector lo requiere.
  • Apagá el celular antes de ingresar a la entrevista.
  • Aguardá a que te inviten a sentarte y cuidá tu postura corporal. El lenguaje corporal también es una forma de expresarse, intentá ser congruente entre lo que decís y lo que hacés. Evitá situaciones como morderte las uñas, moverte en la silla o golpear la mesa porque denotan ansiedad descontrolada.
  • Establezcé contacto visual con el selector.
  • Investigá sobre la empresa a la que te estas postulando, el rubro, la posición en el mercado y su competencia porque significa que te entusiasma el puesto y la empresa.
  • Respondé en forma clara, concisa y espontánea ya que no por mucho hablar lograrás mostrarse más. Es importante explayarse solo en aquellos temas que el selector lo requiera. Cumplir con esta consigna significa respetar el tiempo de los demás, entre ellos el del entrevistador.
  • Demostrá que sos la persona ideal para ocupar el puesto aportando opciones creativas. Intentá dar un toque de diferenciación a tus respuestas.
  • Aunque la entrevista tiene un fin laboral, aporta un plus el incluir algunos aspectos personales que permitan al selector conocerte como persona pero sin realizar confidencias demasiado intimas.
  • Es conveniente no hablar mal de las empresas en las que trabajaste.
  • En cuanto a los temas económicos, es importante no quedarse con dudas y re preguntar de ser necesario, pero sin que parezca tu principal motivación.
  • Es importante tener cierto “timing” de las preguntas que pueden incomodar al selector y no insistir sobre datos que por el momento pueden ser confidenciales.
  • Representa un buen gesto de educación e interés por la propuesta agradecer al selector por la posibilidad de la entrevista. Para fortalecer el contacto post entrevista resulta apropiado enviar al selector una carta de agradecimiento.

Además de todos estos tips, el consejo fundamental para el proceso de búsqueda de empleo es no desmotivarse, participar de cada entrevista con vitalidad como si fuese el trabajo de nuestro sueño.